Trocanteritis, el papel de la fisioterapia en su recuperación

¿Qué es la trocanteritis?

La trocanteritis es una lesión que se identifica a la altura del trocánter (parte lateral del extremo superior del fémur). Se trata de un dolor continuo aunque empeora con la deambulación y el apoyo sobre la articulación. Acciones como dormir, sentarnos o levantarnos son momentos de mayor incidencia del dolor.

 

¿Cómo se produce esta lesión?

En las articulaciones que conforman nuestro esqueleto es frecuente encontrar una estructura denominada bolsa serosa. Esta bolsa contiene líquido sinovial y tiene una función clave a la hora de favorecer una buena amortiguación y deslizamiento de todas las estructuras que conforman la articulación. En la cadera, alrededor del trocánter mayor existen también bolsas serosas que cumplen esta función. La trocanteritis o bursitis trocantérea es la inflamación de la bolsa serosa, generalmente por procesos traumáticos, como caídas, o por microtraumatismos producidos por movimientos de repetición. Es más común en mujeres de edades superiores a los cuarenta años, cumpliendo una especial influencia los factores de la obesidad.

Es imprescindible mencionar también que muchas veces se diagnostica la bursitis trocantérea sin existir afectación de la bolsa. Esto es debido al posible dolor referido por activación de puntos gatillo en la musculatura que rodea la cadera, musculatura del miembro inferior y musculatura lumbar y pélvica.

 

¿Cómo podemos recuperarnos de la lesión?

Para realizar un buen tratamiento, es necesario prestar atención al factor global del paciente. Debemos poner atención en la forma de caminar y la pisada (valorando la existencia de otras patologías del miembro inferior). Así como en la relación de la mecánica de la cadera con la zona pélvica y lumbar. Todo ello sin olvidarnos nunca del resto de la columna y miembros superiores.

El tratamiento fisioterapéutico irá encaminado a bajar la inflamación en la bolsa (en caso de que esté inflamada) mediante electroterapia, terapia manual en la musculatura afectada por puntos gatillo y ejercicio terapéutico ante posible debilidad muscular.

Por | 2018-04-05T17:42:54+00:00 abril 4th, 2018|Fisioterapia, Lesiones|Sin comentarios