El Síndrome Axillary-Web o “Cordones Axilares”

En otras ocasiones hemos hablado del cáncer de mama y sus consecuencias. Una de ellas, la más desconocida y sin embargo más habitual, es el Síndrome Axillary-Web (SAW). El paciente nota unos cordones a nivel axilar y del brazo que le causan una tirantez incómoda. A veces desaparece de manera espontánea, otras sin embargo, se puede llegar a cronificar.

El linfedema y el Síndrome Axillary-Web (SAW)

El linfedema es una inflamación que tiene lugar por la acumulación de linfa en los tejidos blandos del cuerpo. Dicha acumulación provoca una obstrucción en el sistema linfático. Este hecho produce un aumento de volumen en el brazo, dependiendo de los ganglios afectados.

Atendiendo a su origen, puede ser primario, cuando existe un problema en el desarrollo de los vasos linfáticos por trastorno hereditario, o secundario, cuando ha existido un procedimiento que dañe los ganglios linfáticos, como por ejemplo una cirugía de cáncer de mama.

El Síndrome Axillary-Web (SAW)

El SAW es una afectación muy común a pacientes a los que se le ha realizado un vaciamiento ganglionar de la axila o linfadenectomía. El síntoma inequívoco es la aparición de unos cordones fibrosos palpables e incluso visibles, de gran consistencia, que recorren el área de la axila hasta la zona medial del brazo. Estas “cuerdas de guitarra” son el resultado de la fibrosis de vasos linfáticos y venosos. Se acompaña de dolor a nivel axilar y disminución del rango articular del hombro.

Si ha sido sometido a una cirugía de mama, con una linfadenectomía, y nota sensaciones de tirantez asociado a unos “cordones bajo su axila”, le aconsejamos que se ponga en manos de un fisioterapeuta especializado pues es una patología que puede llegar a ser reversible con un tratamiento adecuado.

 

Artículos relacionados

 

Por | 2018-01-25T16:43:18+00:00 enero 25th, 2018|Enfermedades, Fisioterapia, Salud|Sin comentarios