El pilates en pacientes de hernia discal

Los dolores de espalda son la causa mayoritaria de las bajas laborales en personas mayores de 50 años. Un alto porcentaje de estos dolores de espalda, están provocados por una hernia discal. La mayoría de las personas que en un momento dado comienzan a practicar Pilates, lo hacen porque sufren dolores de espalda.

En ocasiones, es el propio traumatólogo el que les recomienda su práctica, en otras, ha sido un conocido o simplemente han leído en Internet que va muy bien. Lo que está claro, es que el método más recomendado cuando hay dolores y cuando hay lesión es el pilates.

¿Qué diferencia existe entre protusión y hernia discal?

Una de las lesiones más comunes de la columna vertebral, es la protusión o la hernia discal. Los discos intervertebrales están formados por un núcleo pulposo y gelatinoso recubierto por un anillo fibroso. En ocasiones, el anillo se degenera y el disco se “abomba” por un lado derivando en protusión discal.

Si el anillo se rompe y el núcleo sale al exterior, hablaríamos entonces de hernia discal. Podríamos decir que la protusión, es el paso previo a la hernia discal.

Algunos factores que pueden provocar este tipo de lesión: sobrepeso, hipermovilidad en una zona determinada, ejercicio físico realizado de manera incorrecta…

Beneficios del pilates en pacientes con hernia discal

Cuando hay hernia discal, el método más recomendado para practicar es el Pilates. Es fundamental que las clases sean impartidas por un profesional especializado que sepa que tenemos una hernia o protusión. El trabajo será más controlado y específico para nuestra patología.

En Pilates se trabaja con mucho control. Las hernias discales principalmente se producen en las zonas más móviles: lumbar y/o cervical. El beneficio principal que nos aportará practicar Pilates, será el reforzar la musculatura que rodea esas zonas para evitar que sigan hipermovilizándose, y reeducar el movimiento para que en nuestro día a día, no realicemos movimientos que nos puedan perjudicar y producir dolor.

La articulación de la columna para ganar elasticidad, la autoelongación axial para aliviar la presión intervertebral y el fortalecimiento de la musculatura estabilizadora serán los beneficios más destacados en los casos de hernia discal.

 

Artículos Relacionados

 

 

Por | 2018-01-31T17:00:39+00:00 enero 31st, 2018|Lesiones, Pilates|Sin comentarios