“Pensaba que el Pilates era sólo estiramientos”

Tras más de 15 de años dando clases de Pilates, puedo decir casi con seguridad, que la frase que más he escuchado de mis alumnos tras acabar su primera sesión ha sido:  “pensaba que Pilates era sólo estiramientos…”. Nada más lejos de realidad.

A la mayoría de las personas que prueban una clase por primera vez, les sorprende lo mucho que se puede trabajar en una sola sesión y la variedad de ejercicios que existen  en función de cuales sean los objetivos deseados.

¿Qué trabajamos en Pilates?

La pregunta correcta sería, ¿qué no trabajamos en Pilates?. No hay músculo que no podamos trabajar. Se habla mucho del trabajo del “core” y es verdad, nos centramos mucho en él. Hablamos mucho de mantener esa zona estable y activada y a partir de ahí, trabajamos el resto. Por ejemplo, podemos hacer un ejercicio específico para los triceps pero siempre, estaremos trabajando el centro del cuerpo o core indirectamente, ya que será necesario activarlo para hacer los ejercicios de manera correcta y segura.

 

¿Se trabaja la fuerza en Pilates?

Por supuesto. Existen varias modalidades del método. Podemos trabajar con implementos que nos aportarán inestabilidad ( fit ball, bosu, foam roller…). Este tipo de ejercicios están más enfocados a reforzar la musculatura interna, la estabilizadora, la que resulta fundamental para mantener una postura adecuada. Es la musculatura responsable  por ejemplo, de que nuestra columna vertebral esté  fuerte y flexible.

Otro tipo de implementos nos aportarán resistencia (aro, banda elástica…). Con ellos podremos trabajar mejor la musculatura externa o movilizadora, la que nos ayudará a conseguir un cuerpo más tonificado y definido.

También contamos con los muelles de las máquinas de Pilates que nos ofrecen resistencia o asistencia según los utilicemos.

¿Se hacen estiramientos en una clase de Pilates?

Si, lo normal es comenzar con unos ocho/diez minutos de calentamiento en los que se movilizan todas las articulaciones y por supuesto toda la columna. Se continúa con aproximadamente 40 minutos de ejercicios más o menos intensos dependiendo del nivel y se termina con otros ocho/diez minutos de estiramiento.

Tener la musculatura fuerte y flexible es fundamental en nuestro día a día, tanto si practicamos deporte como si no. Una pauta básica y común en cualquier clase debería ser la movilización de la columna en todos los planos para potenciar esa flexiblilidad, es decir, debe haber ejercicios de flexión, de extensión, de rotación y de flexión lateral de la misma.

Artículos relacionados

 

Por | 2018-05-08T12:49:01+00:00 mayo 5th, 2018|Deporte, Pilates|Sin comentarios