El aumento de las leches vegetales

Los productos vegetales han aumentado su consumo un 48% durante los dos últimos años, siendo las leches vegetales las que lideran esta subida dentro del mercado.

Ahora bien, es importante tener en cuenta cuál es el motivo por el que queremos dejar de tomar leche de vaca y es que en nuestras consultas de nutrición en Clínicas OM observamos como se suele optar por algún tipo de leche vegetal en concreto sin conocer realmente las características. Por esta razón, hemos decidido hablar en este post sobre la leche de vaca, las leches vegetales y sus características.

¿A qué se debe el aumento de las leches vegetales?

O dicho de otra manera, ¿por qué está la población disminuyendo el consumo de leche de vaca?

Entre las razones que presentan las personas para disminuir el consumo de leche de vaca, están:

  • Intolerancia a la lactosa
  • Presencia de hormonas y antibióticos en la leche de vaca
  • Motivos dermatológicos: el acné
  • Otros motivos: aumento de peso, colesterol…

1.      Intolerancia a la lactosa

Esta es una de las razones principales que han fomentado el aumento del consumo de leches vegetales. Especialmente, teniendo en cuenta que actualmente más del 40% de la población occidental presenta intolerancia a la lactosa.

  • ¿Por qué se da la intolerancia a la lactosa?

La leche de vaca contiene una proteína llamada caseína. Esta proteína es la que provoca que la leche de vaca sea difícil de digerir. Incluso aunque no padezcamos intolerancia a la lactosa, o no desarrollemos sintomatología.

Como alternativa a ello, surgen las bebidas vegetales, debido a la necesidad de muchas personas de consumir algún “liquido blanco” como sustitutivo de la leche de vaca.

  • ¿Cómo saber si eres intolerante a la lactosa?

Entre la sintomatología que presenta la intolerancia a la lactosa, destacan algunos malestares comunes como molestias digestivas del tipo: hinchazón abdominal, digestiones pesadas, cólicos, estreñimiento, gases, etc. y en la mayoría de los casos no están diagnosticados.

2.      Presencia de antibióticos y hormonas en la leche de vaca

Además, debemos contar con que el sistema de producción de leche suministra una gran cantidad de antibióticos a las vacas (por ejemplo, para evitar las mastitis), que pasan a la leche. Así como hormonas destinadas a los terneros para su desarrollo. Todos estos componentes dificultan aún más la digestión y hacen cuestionar que se trate de un alimento de valor nutricional para los humanos.

3.      Motivos dermatológicos: el acné

A lo largo de los últimos años se han publicado distintos estudios, algunos de ellos afirmando la relación entre los lácteos y el acné y otros en contra. Lo cierto es que finalmente, se tiene claro que los productos lácteos contienen sustancias que pueden favorecer la síntesis de andrógenos, favoreciendo la aparición de acné.

Por ello, el acné es otro de los motivos que fomentan el consumo de leches vegetales.

4.      Otros motivos: aumento de peso, colesterol…

Estas razones tienen que ver directamente con las grasas que contienen los productos lácteos. En este sentido, también se puede optar por el evitar el consumo de lácteos enteros.

 

Pero, ¿qué pasa con el calcio de la leche de vaca?

Muchas críticas hacia las leches vegetales argumentan que en su mayoría se trata de agua, pero olvidan que la leche de vaca que se comercializa contiene entre un 88% y un 90% de agua.

En cuanto al calcio, existen muchos mitos sobre no consumir leche de vaca y sufrir una desmineralización que nos lleve a la osteoporosis. Nada más lejos de la realidad. Existen muchísimos alimentos con un porcentaje bastante más alto en calcio y que, de hecho, lo absorbemos y fijamos mejor en los huesos que el que obtenemos a partir de la leche de vaca.

Por ejemplo, un plato de brócoli contiene más calcio que un vaso de leche y se asimila mejor. También podemos optar por unas almendras con un yogur, el repollo, los garbanzos o cualquier verdura de hoja verde contienen entre el doble y el triple de calcio que un vaso de leche.

 

Leches vegetales, ¿cuál es la mejor?

Se trata de una de las preguntas más frecuentes en nuestras consultas de nutrición.

La respuesta es algo más compleja, pues la mejor leche vegetal dependerá de cada caso. Por ese motivo, a continuación, os elaboramos una lista con las mejores leches vegetales y los beneficios que presentan cada una de ellas.

LECHE DE AVENA

  • Contiene un buen aporte de nutrientes, perfecta para el día a día.
  • Hidratos de carbono complejos.
  • Potasio, calcio, hierro y magnesio.
  • Alto contenido en proteínas.
  • Ácido linoleico, avenasterol y lecitina (controla el colesterol y previene problemas cardiovasculares).
  • Avenina: mejora el sistema nervioso (problemas de insomnio o ansiedad).
  • Betacarotenos: mejora el tránsito intestinal, evita diarrea y estreñimiento, previene gastritis.

LECHE DE ALMENDRAS

  • Ayuda a mantener huesos fuertes por el calcio y el magnesio, previniendo la osteoporosis.
  • Mejora el funcionamiento del sistema nervioso por el aporte de triptófano y vitamina B (estrés, ansiedad, insomnio).
  • Buen funcionamiento cerebral por el fósforo, sin llegar a impedir la fijación de calcio.
  • Muy recomendable para deportistas por el aporte de energía con el manganeso y cobre (combate radicales libres).
  • Presenta vitamina D y fibra, fundamental para regular el tránsito y mejorar la piel, pelo y uñas.
  • Fácil de digerir, produce menos gases que otras leches vegetales.

LECHE DE ARROZ

  • Pobre a nivel nutricional, el arroz blanco apenas aporta vitaminas y minerales, pero si posee un alto porcentaje en azucares simples.
  • Lo ideal sería que fuera 100% arroz integral para que fuera más nutritiva.

LECHE DE SOJA

  • Siendo la más conocida de las leches vegetales y primera opción como alternativa a la leche de vaca, no es la más recomendable.
  • La soja es una leguminosa, y como consecuencia es difícil de digerir, pudiendo provocar pesadez digestiva (por lo que si buscamos una leche vegetal que no de gases, la leche de soja no es la mejor opción)
  • Además, en ella encontramos un antígeno que dificulta la correcta absorción de hierro y yodo.
  • También se dan casos de aumento de la mucosidad.
  • Otro de los factores a tener en cuenta es que la soja es un producto estrogénico, que si estamos en edad fértil o tenemos antecedentes de tumores hormonales estrogénicos deberíamos evitar.

 

No todas las leches vegetales que se ofrecen en el mercado tienen la misma calidad nutricional. Debemos prestar especial atención al porcentaje de cereal o legumbre que contienen, debiendo encontrarse entre un 7% y un 14%. También debemos observar que no contengan azúcares añadidos, ya que normalmente al tratarse de bebidas derivadas de cereales, los presentan de manera natural.

 

En Clínicas OM, realizamos consultas de nutrición en Madrid en los que se valora cada caso al detalle para ofrecer las mejores alternativas nutricionales. ¿Quieres saber más? ¡Consúltanos sin compromiso!

 

 

Artículo publicado en Abril de 2018, actualizado a Agosto de 2021.
Por | 2021-08-04T15:10:04+02:00 agosto 4th, 2021|Nutrición|Sin comentarios

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad técnica, no se recaban ni ceden sus datos de carácter personal sin su consentimiento. Asimismo, se informa que este sitio web dispone de enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a GABAD SPORT SL.

blank

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FunctionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalisisNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de mejorar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.

blank