Core tonificado: más allá del six-pack

El trabajo específico de la faja abdominal o core, está cada vez extendido entre los diferentes colectivos de deportistas, incluso en el ámbito de la rehabilitación y la reeducación postural. Entendemos que se trata de una pieza fundamental sin la cuál, la estabilización y equilibrio del tren superior y el inferior, es inviable.

¿Qué es el core?

El core (núcleo en inglés), es el área que engloba la región de la faja lumbo-abdominal. Este área está  formada por los músculos recto del abdomen, oblicuos mayor y menor, transverso, diafragma, multífidos, y suelo pélvico. De este grupo de músculos se obtiene la mayor parte de la fuerza del cuerpo. De hecho, el core actúa como un corsé que envuelve y protege la parte central del cuerpo. Por este motivo, el trabajo específico de esta zona está cada vez más extendido entre los diferentes colectivos de deportistas, en el ámbito de la rehabilitación y en el de la reeducación postural.

Además, todas estas estructuras suponen una protección para los órganos internos situados en esa área, puesto que dicha zona carece de estructura ósea que pueda protegerla. De ahí la importancia de tener un buen tono en la faja abdominal.

¿Cómo actúa el core?

Por ello, debemos trabajar nuestro core ya que nos va a aportar numerosas ventajas:

  • Equilibra y corrige postura (posición hombros, cuello, pelvis)
  • Estabiliza la cintura lumbo-pélvica
  • Optimiza ritmo respiratorio
  • Mejora de la forma física
  • Optimiza el uso de la musculatura y disminuye el gasto energético
  • Previene lesiones
  • Tonifica y moldea la cintura y abdomen
  • Protege los órganos internos
  • Alivia el dolor de espalda
  • Aumenta la potencia y eficiencia de los movimientos
  • Aumenta la eficacia al correr (disminuye la fatiga)

Existen rutinas de entrenamiento centradas específicamente en trabajar esta zona. Por ejemplo, el método pilates. De hecho, se trata de una de las principales causas del gran éxito de este método. Lo mismo ocurre con el trajo de los abdominales hipopresivos.

Por | 2017-12-04T18:48:13+00:00 julio 10th, 2017|Deporte, Fitness|Sin comentarios