Fisioterapia respiratoria, ¿cómo puede ayudar a los más pequeños de la casa?

La fisioterapia respiratoria puede ser una arma eficaz para combatir los efectos de los catarros y los resfriados propios del invierno cuando los pequeños de la casa son los más afectados. Además, en colegios y guarderías hay mucho intercambio de bacterias y virus entre los niños favoreciendo así que se pongan malitos.

Durante esta época es más frecuente que los niños sufran catarros, bronquitis, bronquiolitis y otras infecciones respiratorias. Esto se debe que su sistema inmune se ve debilitado por el frío y la mucosa respiratoria tiene menor aporte sanguíneo,  por lo que hay mayor secreción de moco para defenderse de las infecciones. Si a todo esto además le añadimos la llegada de bacterias y virus, nuestra defensa se ve mermada y enfermamos.

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia respiratoria actúa directamente sobre el aparato respiratorio, concretamente a nivel pulmonar, utilizando el aire como herramienta terapéutica.

La fisioterapia respiratoria nos ayuda cuando los mecanismos de defensa del aparato respiratorio fallan, es decir, cuando hay mucha acumulación de moco, el transporte del moco se ve afectado, provocando una obstrucción: es ahí donde la fisioterapia puede ayudar.

El aclaramiento mucociliar es una etapa clave para la depuración del pulmón. Su correcto fucionamiento depende tanto de la calidad y cantidad del moco, como de la dinámica ciliar.

¿En qué nos ayuda la fisioterapia respiratoria?

El objetivo principal de la fisioterapia respiratoria es que el niño o el bebé tenga una mejoría en su calidad de vida. Los niños con problemas respiratorios por acumulación de moco o por una mala ventilación, tienden a dejar de comer, duermen mal, lo que en definitiva disminuye su calidad de vida.

Por lo tanto, nuestra prioridad será eliminar la obstrucción tanto de las vías respiratorias inferiores como de las superiores. Al eliminar la mucosidad, conseguimos que la medicación sea lo más efectiva posible y así prevenir futuras recaídas.

Otro objetivo es la prevención de lesiones a nivel estructural del aparato respiratorio debido a las infecciones que pueden provocar una pérdida de la elasticidad y pueden tener repercusión en su vida adulta.

Por lo tanto, ¿en que nos ayuda la fisioterapia respiratoria?

  • Elimina las secreciones que se acumulan en vías altas para que no desciendan a vías bajas y profundas del pulmón evitando que produzcan infección.
  • En el caso de que las secreciones ya se encuentren en vías bajas, nos ayuda a eliminarlas de manera natural y limpiar el pulmón.
  • Disminuye la cantidad de medicación que esté tomando el niño y hace que ésta sea más eficaz.
  • Disminuye y elimina la tos
  • Evita complicaciones como la conjuntivitis o la otitis y evita ingresos hospitalarios.
  • Mejora la alimentación debido a que no hay tanta secreción de moco y mejora el sueño al eliminar la tos.

¿Le va a doler a mi hijo el tratamiento?

Claro que no, las técnicas que utilizamos en fisioterapia son totalmente indoloras y siempre respetan la fisiología respiratoria, los resultados se ven desde la primera sesión y no tiene ningún tipo de efecto secundario.

Los padres siempre están presentes durante la sesión, que tendrá una duración aproximada de entre 30 y 40 minutos. Ayudarán a tranquilizar y calmar a los niños en el caso de que lloren o se cansen, además, les enseñaremos a realizar un correcto lavado nasal y diferentes técnicas para que realicen en casa y de esta manera mantener los mocos a raya.

¿Cuándo esta indicada la fisioterapia respiratoria?

Siempre que haya secreciones en el aparato respiratorio, la fisioterapia respiratoria es la mejor herramienta para eliminarlas sin dañar a nivel estructural.

  • Catarros e infecciones en vías altas
  • Bronquiolitis
  • Bronquitis
  • Asma
  • Neumonía
  • Atelectasia
  • Bronquiectasias
  • Fibrosis quística
  • Enfermedades neurológicas
  • Prematuros
  • Deformidades torácicas
  • Todas aquellas enfermedades que cursen con un aumento de las secreciones.

Artículos relacionados

Por | 2019-12-10T16:58:24+00:00 diciembre 10th, 2019|Enfermedades, Fisioterapia, Sin categoría, Terapias|Sin comentarios