¿Qué puede hacer la Fisioterapia en la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad que conforma un grupo heterogéneo de trastornos. Todos ellos caracterizados por niveles elevados de glucemia (azúcar en sangre), una deficiencia relativa o absoluta de insulina y muchos desarreglos metabólicos y hormonales.

Puede ser de Tipo 1 cuando el páncreas no produce insulina suficiente. O tipo 2 (tipo 1) o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce (tipo 2). La diabetes de tipo 1 se inicia en la infancia o en la juventud. La de tipo 2, que representa el 90% de los casos mundiales, aparece en la edad adulta. Esta última, se debe en gran medida al sobrepeso, la inactividad física y a un envejecimiento inactivo.

Sus efectos:

Las complicaciones a corto plazo de la DM son principalmente las del control de la glucosa, como son la hipoglucemia y la hiperglucemia. A largo plazo también genera complicaciones muy importantes y que pueden ser de tres tipos: neuropáticas, macrovasculares y microangiopáticas.

  • Afectación neuropática: puede afectar casi a cualquier nervio o vía nerviosa. La neuropatía autonómica, la motora periférica y la sensitiva conducen a úlceras en los pies, amputaciones, claudicación, hemorragia retiniana con ceguera y reflejos cardiovasculares disminuidos.
  • Las complicaciones macrovasculares de la DM incluyen hipertensión, vasculopatía periférica, enfermedad cerebrovascular y arteriopatía coronaria.
  • A nivel microvascular produce principalmente retinopatía y nefropatía.

Tratamiento:

Dentro del tratamiento multidisplinar que necesitan estos pacientes diabéticos, el papel del fisioterapeuta es fundamental. Ayudará en la disminución del dolor causado por los trastornos citados anteriormente mejorando así su calidad de vida. El primer apartado donde puede intervenir el fisioterapeuta es en la prevención de esta enfermedad. Puede ayudar a las personas a modificar su estilo de vida, planificando un programa de ejercicios personalizado a fin de mantener un buen control glucémico y conseguir el peso ideal. Además, la fisioterapia genera mejoras metabólicas incluso ante la ausencia de pérdida de peso, reduciendo la frecuencia de eventos cardiovasculares y mejorando la esperanza de vida.

De la misma manera, el ejercicio pautado y el tratamiento postural serán una de las principales herramientas usadas por el fisioterapeuta para combatir las complicaciones que genera la DM. Entre ellas, la atrofia muscular, los problemas en la marcha, en la rehabilitación de la cardiopatía y en el tratamiento de las neuropatías, etc.

Las distintas técnicas de terapia manual, así como la combinación con el uso de la electroterapia, en nuestro caso de la radiofrecuencia Human Tecar, es muy útil para el tratamiento del dolor, de los edemas, contracturas, úlceras y distintas complicaciones del sistema músculo-esquelético que sufren estos pacientes.

Igualmente, en el caso de las amputaciones, la fisioterapia es fundamental en el tratamiento físico y psicológico de las personas que las han sufrido. Se interviene en la formación del muñón mediante el uso de vendajes, en el tratamiento de la cicatriz, las contracturas, los edemas, el equilibrio, la marcha, el fortalecimiento muscular general, la adaptación a la prótesis, etc.

Por todo esto, la Fisioterapia juega un papel fundamental a la hora de devolver a las personas con DM un nivel normal de salud y bienestar.

Por | 2017-12-04T18:17:35+00:00 noviembre 17th, 2016|Enfermedades, Fisioterapia, Human Tecar, Salud, Tratamientos|Sin comentarios