Estenosis de canal

La estenosis de canal es un estrechamiento del conducto vertebral que presiona los nervios que forman parte de la columna vertebral. No sólo produce dolor en la espalda o cuello, sino que también puede afectar a las piernas o brazos.

Existen dos tipos de estenosis de canal en función de qué zona de la columna vertebral este afectada:

  • Estenosis cervical. El estrechamiento se produce en el cuello.
  • Estenosis lumbar. El estrechamiento se produce en la zona baja de la espalda.

El estrechamiento puede afectar a una de las zonas o a las dos.

Causas de la estenosis de canal

Entre las distintas causas que provoca una estenosis de canal tenemos:

  • Tener de nacimiento el conducto vertebral estrecho.
  • Las hernias de disco: el disco puede presionar los nervios o la médula espinal.
  • Una fractura por traumatismos o accidente: los huesos desplazados pueden comprometer el canal medular.
  • Los ligamentos que unen entre sí los huesos de la columna pueden engrosarse y con ello comprometer el canal medular.
  • La artrosis en la columna vertebral puede provocar la formación de osteofitos dentro del canal vertebral.
  • Ciertas enfermedades como la osteoartritis o la enfermedad de Paget, pueden ocasionar un crecimiento óseo excesivo en la columna vertebral y en consecuencia comprometer el canal vertebral.
  • Los tumores alojados dentro del canal vertebral.
  • Inflamación tras cirugía de columna que aumente la presión en el canal medular.
  • Deformidad producida por la escoliosis.

Síntomas

La estenosis de canal puede no presentar síntomas. Otras veces pueden aparecer y desaparecer o aparecer de forma gradual e ir agravándose con el paso del tiempo. En función de la ubicación de la estenosis los síntomas pueden ser:

  • Debilidad.
  • Dolor.
  • Hormigueo.
  • Tirantez.
  • Problemas de equilibrio.
  • Debilidad muscular.
  • Cansancio.
  • Incontinencia urinaria o fecal.

El diagnóstico de estenosis de canal empieza por hacerle al paciente un cuestionario sobre su sintomatología. En caso de ser necesario, se le derivará para la realización de pruebas diagnósticas que nos confirmen los síntomas.

Tratamiento

El tratamiento para la estenosis de canal dependerá de cada paciente: de la propia sintomatología, de cómo le afecta a la calidad de vida y de las limitaciones en cuanto a funcionalidad. La fisioterapia tiene un papel importante no sólo aplicando el tratamiento de forma pasiva, sino también pautando ejercicios que ayuden a aliviar el dolor y mejorar la funcionalidad diaria.

En casos graves o en los que el tratamiento conservador no de los resultados deseados, el médico valorará la cirugía para liberar espacio en el canal.

Después de la cirugía, la fisioterapia también tiene un papel importante en cuanto a la recuperación del paciente.

El tratamiento conservador no tiene efectos secundarios, la cirugía en ocasiones sí los tiene, ya que muchas veces el paciente no recupera toda la funcionalidad y el dolor no desaparece por completo.

Como hemos mencionado antes, la estenosis de canal forma parte del envejecimiento, por lo que poco se puede hacer en cuanto al papel de la prevención. Hacer ejercicio de forma regular y tener buena postura minimizan los riesgos de padecerla.

 

Por | 2020-07-01T13:04:09+00:00 diciembre 2nd, 2019|Tratamientos de Fisioterapia|Sin comentarios