Estas fiestas ten cuidado con los tacones

Los tacones son un complemento que muchas mujeres vamos elegir durante estas fiestas y reuniones de Navidad. Sin embargo hoy en día ya se han convertido en un accesorio diario.

Estéticamente los tacones altos estilizan la figura, pero debemos tener en cuenta cómo afectan a la salud de nuestro cuerpo.

 

¿Es peligroso abusar del uso del tacón?

Las consecuencias más reconocibles que aparecen en el pie son los juanetes, metatarsalgias y deformaciones provocadas por este tipo de calzado. Según las últimas investigaciones, los zapatos con tacón alto alteran la biomecánica de la marcha, aumentando el riesgo de sufrir un deterioro precoz de las articulaciones del miembro inferior.

Durante las investigaciones se comprobó cómo influye la altura del tacón sobre las diferentes articulaciones cuando caminamos. Para ello, seleccionaron a mujeres sin lesiones previas para que caminaran con zapatos de tres alturas diferentes (1 cm, 5 cm y 9 cm). Posteriomente se analizaron las fuerzas que actúan sobre la articulación de la cadera, rodilla y tobillo.

Al finalizar el estudio se observó que el tacón modificaba algunas de las características de la marcha. Dichas modificaciones consistían en una marcha más lenta y con zancadas más cortas conforme más altura tenía el tacón. También se registró una mayor compresión en la articulación de la rodilla con los tacones más altos.

Esto significa que el uso prolongado de los tacones puede contribuir a largo plazo al deterioro de las articulaciones del miembro inferior y, en concreto, a una artrosis de rodilla precoz.

 

Los tacones no solo afectan a las piernas

Aunque son los miembros más afectados, no son los únicos. La inclinación que provocan en los tobillos, rodillas y caderas hacen que la postura del resto cuerpo cambie. De este modo, la espalda se curva, provocando tensiones musculares, dolores lumbares y demás molestias que en ocasiones pueden llegar a zonas más altas de la espalda y mantenerse de forma crónica.

Por ello, a la hora de usar zapato de tacón es importante conocer estos detalles e intentar tomar las medidas preventivas que podamos para cuidar lo más posible nuestras articulaciones. Además de limitar la frecuencia del uso de tacones y alternar su uso con calzado de tacón más bajo.

Como prevención debemos optar por realizar ejercicios de fortalecimiento para contrarrestar los desequilibrios musculares y ganar estabilidad.

 

Por | 2018-01-19T16:41:55+00:00 diciembre 29th, 2017|Belleza, Lesiones, Salud|Sin comentarios