Epicondilitis o codo de tenista

La epicondilitis también llamada epicondilalgia lateral o codo de tenista cursa con dolor en la cara externa del codo. Se produce por un uso excesivo de la musculatura extensora de dicha articulación. Como consecuencia, aparece una irritación y degeneración en los tendones que unen la musculatura del antebrazo con el codo. Aunque se denomine codo de tenista, no todos los casos están relacionados con la raqueta, otros deportes y actividades también pueden producirlo.

Movimientos repetidos o posiciones mantenidas de extensión de muñeca son factores que predisponen a sufrir dicha lesión. Pueden padecerla deportistas y no deportistas, niños y adultos siendo más frecuente en hombres que en mujeres. Ciertas profesiones que impliquen el manejo de la mano, como dibujante, pintor o el ratón del ordenador, favorecen su aparición. En otros casos aparece sin causa conocida.

¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas no son repentinos, sino que se desarrollan de forma gradual a lo largo del tiempo. Es el resultado de los movimientos repetidos y/o forzosos de muñeca, codo y mano. En muchas ocasiones el avance de la lesión es tal, que hasta las actividades cotidianas resultan muy dolorosas e incapacitantes. En muchos casos, obliga al cese de la práctica deportiva.

Entre los síntomas podemos encontrar dolor

  • en cara externa del codo en reposo y que aumenta con la palpación.
  • irradiado hacia mano y antebrazo.
  • al estiramiento de la musculatura extensora.
  • al movimiento y al coger peso o en posiciones mantenidas de la mano

Puede cursar también con pérdida de fuerza y hormigueos

Para realizar un buen diagnostico no sólo hay que valorar la articulación del codo. Las cervicales, el hombro y la muñeca también pueden estar implicados. Se pueden realizar pruebas complementarias: radiografía para ver el estado de los huesos y resonancia magnética para visualizar el tejido blando. También electromiografía para valorar el estado de los nervios y ecografía para los tendones.

Tratamiento de la epicondilitis

El tratamiento se realizará en función de los síntomas, los factores de riesgo y la actividad del paciente.

Dentro del tratamiento, el conservador suele resultar bastante efectivo dando buenos resultados. La fisioterapia tiene un papel importante aplicando técnicas como la terapia manual, masoterapia, movilizaciones, ejercicios, reeducación, etc., que ayudarán en la recuperación del paciente. El reposo deportivo suele estar indicado en la mayoría de los casos.

En caso de realizar deportes de raqueta, hacer mejoras en la técnica o el equipamiento también es positivo.

Hay otras técnicas también usadas como las ondas de choque, las infiltraciones o el plasma rico en plaquetas, aunque no hay nada claro respecto a los beneficios.

Una vez el tratamiento conservador ha fallado, ha de valorarse el tratamiento quirúrgico.

Si finalmente hay cirugía, la fisioterapia tiene un papel importante tanto en el pre como en el post operatorio.

Artículos relacionados

Por | 2019-07-22T09:41:03+00:00 julio 22nd, 2019|Sin categoría|Sin comentarios