Enfermedad de Scheuermann

La enfermedad de Scheuermann es muy común en niños en periodo de crecimiento. Se caracteriza por un aumento de la curvatura en la zona dorsal (hipercifosis)

Si no se interviene en un principio, la evolución es muy rápida ya que en la niñez los huesos son más “blandos” y el cuerpo está formado por mayor cantidad de tejido cartilaginoso.
Esta enfermedad también es conocida como cifosis juvenil o cifosis del adolescente.

¿Cuáles son las causas?

El aumento de curvatura se produce por una anomalía en la osificación de las vértebras dorsales en época de crecimiento. Se manifiesta en la adolescencia y es más frecuente en el sexo masculino. La etiopatogenia es desconocida, aunque se asocia con factores genéticos y/o mecánicos.

En muchas ocasiones la enfermedad de Scheuermann es asintomática. Los primeros síntomas aparecen en estadio avanzado entre la pubertad y la edad adulta. Los pacientes refieren fatiga, dolor de espalda, limitación de movimientos, alta sensibilidad, rigidez y presentan deformidad visible de la columna dorsal. En casos muy graves pueden tener dificultades para respirar.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la enfermedad de Scheuermann es complejo porque muchas veces el paciente carece de sintomatología. En ocasiones, el hallazgo es casual y se confirmará con la anamnesis, la exploración física y una radiografía.  A veces el diagnóstico puede llevar a error ya que hay otras enfermedades con sintomatología parecida.

El paciente acude al médico por dolor dorsolumbar persistente. En la exploración el paciente tiene una postura característica: marcada cifosis dorsal, hombros redondeados y longitud del tronco y miembros desproporcionada. Habitualmente, por compensación la cifosis dorsal se prolonga afectando también a la zona lumbar.

En la radiografía aparecen irregularidades en el margen superior de las vértebras torácicas con acuñamiento y endurecimiento vertebral y formación de nódulos cartilaginosos. La alineación de la columna tiene predominancia cifótica de más de 40º, pero puede aparecer también una parte escoliótica.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de fisioterapia dependerá del estadio en el que se encuentre la enfermedad. Cuando el paciente está asintomático, el tratamiento consistirá en ejercicios para fortalecer y movilizar la columna, trabajo de corrección postural, fisioterapia respiratoria y la realización por parte del paciente de ciertos deportes.

Una vez el paciente tiene dolor el tratamiento será antiálgico mediante ejercicios específicos para aliviar el dolor y mejorar la postura, reeducación de la respiración, aprendizaje de posturas antiálgicas y terapias pasivas como termoterapia, masaje y electroterapia.

El paciente adulto con la enfermedad de Scheuermann tiene una artrosis precoz que le reduce la movilidad y le produce dolor. A veces incluso incapacita al paciente para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

En ocasiones el médico propondrá el uso de una órtesis para frenar la deformidad, enfocando el tratamiento de fisioterapia en trabajar las zonas con hipomovilidad, fortalecer la musculatura y corregir mediante ejercicios la deformidad.

Cuando la cifosis es mayor de 70º y el paciente ha terminado la maduración ósea, el médico puede proponer el tratamiento quirúrgico. Esta medida no suele ser muy habitual hoy en día.

Por | 2020-07-01T12:03:36+00:00 enero 14th, 2020|Enfermedades|Sin comentarios