Drenaje linfático del suelo pélvico

El drenaje manual es una técnica que consiste en mejorar el funcionamiento del sistema linfático. Su aplicación es indolora y consiste en la realización de movimientos rítmicos suaves para estimular el movimiento de la linfa y drenar hacia los ganglios principales.

En función del segmento afectado y siguiendo las cadenas ganglionares, se procederá a la estimulación de la zona en cuestión.

¿Por qué es tan beneficioso el drenaje linfático?

El sistema linfático, es el encargado de trasportar deshechos hacia la sangre, para su posterior eliminación.  Además, cuenta con un papel importante en la defensa del organismo.

De ahí que el drenaje linfático manual sea tan importante, puesto que ayuda a eliminar edemas u otro tipo de problemáticas derivadas de un mal funcionamiento en la circulación del sistema linfático.

También puede darse que nos encontremos ante una mala circulación de la linfa por otro tipo de patologías.  Sea cual sea la causa, el drenaje linfático manual contribuirá a mejorar la situación.

 

¿Cuándo se aplica el drenaje linfático para el suelo pélvico?

El drenaje linfático manual está indicado para cualquier patología del suelo pélvico en el que se produce edema, congestión o dolor.

En cuanto al drenaje linfático del suelo pélvico, los segmentos afectados y sus ganglios correspondientes son los siguientes:

  • Clítoris y labios menores: ganglios inguinales profundos
  • Pene, glande, trompas uterinas, vagina en su parte inferior, vulva y piel del periné (tanto en mujeres como en los hombres en su zona testicular): ganglios inguinales superficiales
  • Testículos y ovarios: ganglios aórticos laterales
  • Próstata, vejiga y recto: ganglios sacros

 

El drenaje linfático manual intracavitario (DLMI)

El edema pélvico es consecuencia de un desajuste en la homeostasis. Para tratarlo, se aplica el drenaje linfático manual intracavitario (DLMI).

Éste puede realizarse tanto de manera externa como interna. En función de la afectación que padezca el paciente se drenará por diferentes vías y está indicado en problemas como:

  • Dismenorrea: el efecto de relajación en el suelo pélvico producido por el drenaje, puede aliviar los momentos de reglas dolorosas. De forma indirecta, también favorece la evacuación sanguínea debido a la movilización.
  • Endometriosis: el drenaje linfático está indicado para la relajación de las estructuras, gracias al efecto analgésico que produce.
  • Edema vulvar durante el embarazo: Durante la gestación, la mujer puede notar como se hinchan los labios tanto mayores como menores y nota congestión pélvica. Para este proceso el DLMI puede aliviar la pesadez, drenando primero zona inguinal.
  • Linfoma-Maladie de Hodkin: Esta patología afecta al transporte de la linfa, provocando un bloqueo en vías inferiores y escroto.
  • Episiotomía: tras un parto se produce un edema generalizado en la región de la pelvis, en especial tras episiotomía o parto instrumentalizado, ya que se altera por la compresión y congestión.
  • Extirpación de ganglios inguinales: esta adenectomía provoca inflamación de la zona pélvica, y entre ellos las estructuras del suelo pélvico, tanto en hombres como mujeres.
  • Cáncer: durante el proceso de radiación o incluso posteriormente, se puede observar que los genitales femeninos se inflaman, al igual que zona escrotal y base del pene en hombres, provocado por el edema.

 

El Drenaje Linfático Manual Intracavitario puede combinarse con otras terapias como radiofrecuencia Human Tecar®, crioterapia con vendas frías, Kinesiotaping y Sinergy Viss®. Este último, gracias a su vibración mecanosonora a bajas potencias, promueve la liberación de los bloqueos en el sistema linfático.

Si sufres alguna de estas patologías, o pasas por alguna situación concreta en la que el drenaje linfático te pueda ser de ayuda ¡no dudes en preguntarnos sin compromiso!

 

En nuestra Clínica de Fisioterapia y Medicina en las Rozas, contamos con una unidad especializada en suelo pélvico.

 

 

 

 

Artículo publicado en Agosto de 2019, actualizado a Noviembre de 2020.
Por | 2020-11-23T18:22:49+00:00 noviembre 23rd, 2020|Drenaje Linfático|Sin comentarios