Disfunción eréctil

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil se define como la incapacidad repetida o permanente de alcanzar y mantener la erección. Dicha erección debe tener la suficiente rigidez para tener una relación sexual satisfactoria.

La incidencia en España de disfunción eréctil es de un 10 a un 52% de los varones. Sus edades están comprendidas entre 40 y 70 años.

Dentro de los factores de riesgo para sufrir disfunción eréctil nos encontramos con diferentes enfermedades como:

  • Diabetes
  • Enfermedad cardiovascular
  • Depresión
  • Dolor pélvico crónico
  • Prostatitis

Además algunos medicamentos como los ansiolíticos, antidepresivos, anticolinérgicos y opiáceos pueden interferir en alguno de los mecanismos de la erección.

¿Por qué se produce la erección?

Cuando un hombre se excita, dicha información viaja a través del sistema nervioso central provocando dilatación arterial en los cuerpos cavernosos del pene, produciendo un engrosamiento del mismo.

A su vez, el sistema musculoesquelético produce una vasoconstricción de la vena dorsal del pene. Esto hace que se retenga la sangre, provocando una erección eficaz.

Además, la musculatura del suelo pélvico es la encargada de las contracciones rítmicas necesarias para la eyaculación.

¿Por qué puedo tener disfunción eréctil?

  • Fallo a nivel del sistema nervioso. El sistema nervioso es el encargado de modular la respuesta ante la excitación provocando una relajación de la musculatura lisa de las arterias que provoca a su vez la dilatación de los cuerpos cavernosos del pene llenándolos así de sangre. Este fallo puede deberse al estrés psicológico, al dolor, algún tipo de medicación que el paciente este tomando y afecte al sistema nervioso, etc.
  • Fallo a nivel musculo-esquelético. Como hemos dicho antes la musculatura del suelo pélvico es fundamental para el buen funcionamiento a nivel sexual. La musculatura superficial del periné, en concreto el bulboesponjoso y el isquiocavernoso son los encargados de dar rigidez a la fascia del pene o túnica albugínea que es la encargada de comprimir la vena dorsal del pene impidiendo así el vaciado sanguíneo de sus cuerpos eréctiles. El isquiocavernoso además es el encargado de mantener la rigidez durante la erección, por lo que si hay una debilidad del mismo podría provocar disfunción eréctil y el bulboesponjoso es el responsable de las contracciones rítmicas en la eyaculación.
  • Fallo a nivel vascular, hormonal o neuronal.

Tratamiento

¿Cómo nos ayuda la fisioterapia en la disfunción eréctil?

En el caso de padecer disfunción eréctil y acudir a tu médico, este te realizara diferentes pruebas diagnósticas para valorar donde está el fallo.

Alguna de estas pruebas puede ser un simple análisis de sangre para el control de la glucemia y el colesterol, los niveles hormonales de testosterona para descartar el hipogonadismo.

Si tu médico considera que esta todo correctamente y que puede deberse a un fallo a nivel estructural te derivara a un fisioterapeuta especializado en uroginecología.

El fisioterapeuta te realizara una valoración para saber que está fallando. Una vez realice su diagnóstico de fisioterapia podrá realizar diferentes técnicas como:

  • Terapia manual en el caso de tener hipertonía a nivel pélvico
  • Ejercicios de propiocepción para aprender a identificar la musculatura del suelo pélvico.
  • Biofeedback con Phenix Liberty®
  • Electroestimulación a nivel de la musculatura superficial del periné con Phenix Liberty®
  • Neuromodulación del nervio pudendo
  • Radiofrecuencia a nivel perineal
  • Ejercicios a nivel domiciliario
  • Hipopresivos
  • Método 5p para normalizar el tono muscular
  • Inducción miofascial para activar el sistema nervioso parasimpático y así ayudar a la vasodilatación.
Por | 2020-07-01T13:09:41+00:00 noviembre 18th, 2019|Suelo pélvico|Sin comentarios