Pautas para llevar un vida saludable.

Tal y como pasa con la imagen de este post, en muchas ocasiones el concepto de vida saludable se asocia únicamente con la alimentación que llevamos. Sin embargo, hay muchos otros factores que influyen en ella. En este ocasión, hemos reducido a cuatro grandes pilares la base de una vida saludable.

Dieta Sana.

Por dieta sana entendemos toda aquella que proporciona niveles óptimos de nutrientes para el mantenimiento y regeneración del organismo, y bajos niveles de alimentos perjudiciales para la salud.

  • Bebe agua : intenta beber minimo 8 vasos de agua al día, empezando por dos en ayunas.
  • Aumenta el consumo de frutas, verduras, legumbres y frutos secos.
  • Reemplaza las grasas saturadas y trans por las insaturadas.
  • Sustituye los cereales refinados por los enteros.

Actividad física.

En numerosos estudios se ha comprobado que las personas que mantienen una buena forma física , realizando pautas sensatas de ejercicio y de control del peso corporal, obtienen el beneficio adicional de una vida más larga, pues disminuyen mucho las enfermedades cardiovasculares al descender la tensión arterial y el colesterol.

  • Elige un ejercicio que sea adecuado para ti, y a poder ser conviértelo en un hobbie e incluso en un reto.
  • Empieza por metas reales , siempre es mejor ir aumentando para conseguir más motivación.
  • Equípate acorde al ejercicio a realizar.

Descanso.

El sueño es reparador y fundamental para tener un buena salud.

Es importante mantener el ritmo circadiano , de esta manera hormonas como la insulina y el cortisol entre otras, quedan reguladas, ayudándonos así a controlar el peso y la energía con la que contamos para enfrentarnos al día a día.

  • Intenta dormir de 7 a 8 horas, y es aconsejable acostarte antes de las 12 de la noche ( para que disminuya el cortisol)
  • Evita las cenas copiosas y bebidas excitantes.
  • Desconecta el teléfono móvil.
  • Estira todo el cuerpo nada más levantarte, esto hará que tus músculos estén más estirados.

Positividad.

El desgaste emocional siempre juega en contra de nuestra salud. Saca tiempo para ti y para aquello que sientas que te hace feliz, no habrá tiempo mejor invertido.

  • No te preocupes por cosas que realmente no son importantes.
  • Busca un hobbie que te evada por un momento de las constantes preocupaciones.
  • Relájate cada día un ratito en el sofá o en la cama, intenta buscar tu momento.
  • Rodéate de gente que te llene de buenas sensaciones.
Por | 2017-12-04T18:40:34+00:00 abril 7th, 2017|Deporte, Nutrición, Salud|Sin comentarios