El consumo moderado de alcohol es beneficioso, ¿Mito o realidad?

Durante muchos años se ha destacado el consumo moderado de alcohol como algo beneficioso para la salud. Sin duda, ha sido en el ámbito cardiovascular en el cual se ha hecho más hincapié. Pero, ¿es realmente saludable consumirlo, aunque sea de manera moderada?

 

¿Qué es el alcohol?

Se trata de una sustancia adictiva que consumida en exceso causa enfermedades graves. Dentro de las cuales podemos destacar la cirrosis hepática, trastornos psicológicos, problemas de páncreas y cáncer colorectal, faringe, laringe, bucal…

El problema es evaluar los riesgos que conlleva el consumo de algo que ingerimos a diario. Resulta un trastorno reconocer que un hábito rutinario, como tomar cerveza o vino, pueda causar graves problemas en nuestra salud.

Por ello, toda la información que recibimos que vincula el consumo moderado de alcohol con la protección cardiovascular debe ser tomado con pinzas. Ya que, no es significativa esta cardio-protección gracias a los antioxidantes del vino si el contenido en alcohol del conjunto lo convierte en un alimento poco saludable.

 

¿Qué información obtenemos de las investigaciones?

Según una reciente investigación publicada en marzo del 2016*, tras analizar 87 estudios concluía que “el consumo moderado de alcohol no presenta ningún beneficio respecto al consumo ocasional y esporádico o la abstinencia”.

Sin embargo, como en todo debate, también encontramos estudios** que dicen que quien consume alcohol de forma moderada (una copa al día) tiene mejor salud. Si observamos la letra pequeña de dichos estudios se puede comprobar que la conclusión puede ser un tanto equivocada.

La causa de la salud óptima suele deberse a que, pese a un consumo moderado de alcohol, su estilo de vida es saludable. Ese efecto positivo que observan algunos estudios se anula al consumir alcohol en exceso, aunque sea una vez al mes.

Y como hemos citado anteriormente, otros estudios*** demuestran que un consumo moderado o bajo, hasta una sola bebida alcohólica al día, aumenta el riesgo de diversos tipos de cáncer de laringe, faringe, esófago, mama, hígado, colon…

 

Conclusión

Por lo tanto, como conclusión podemos decir que el consumo de alcohol no debería ser recomendado como algo saludable. Aunque, dentro de unos hábitos de vida saludables,  tampoco significa que se encuentre terminantemente prohibido esporádicamente para una persona sana. Sin embargo, aquí encontramos nuestra primera limitación, ¿quién no tiene contraindicación para su consumo?

Un gran porcentaje de la población presenta el “síndrome del intestino pinchado”. Este síndrome implica que el torrente de toxinas que van por la circulación portal al hígado lo sobrecarga de tal manera que se produce una intoxicación por alcohol, aunque el consumo no sea muy elevado.

La realidad es que en España, por razones sociales, es difícil evitar su consumo. Por ello debemos intentar reducirlo al mínimo y consumir con la graduación más baja posible.

 

Artículos relacionados

 

Por | 2018-12-28T18:24:00+00:00 diciembre 28th, 2018|Hidratación, Nutrición|Sin comentarios