Cáncer de mama: Tratamiento de la cicatriz

Es fundamental tratar la cicatriz tras una extirpación de ganglios maxilares, tanto si ha sido sólo el centinela como si se trata de una linfadenectomía total. Igual de importante será comenzar a movilizar el hombro afectado antes posible.  De estos tratamientos dependerán las secuelas que puedan quedar en un futuro.

¿En qué consiste el tratamiento y cuáles son sus beneficios?

Combinamos la terapia manual (masoterapia, punción seca, kinesiotape, miofascial) con nuestra metodología de radiofrecuencia HCR, a través de la cual conseguimos un efecto trófico sobre la cicatriz, produciendo un incremento de las reacciones metabólicas y consiguiendo un efecto regenerador sobre los tejidos, aumentando el riego y oxigenación de la zona.

¿Cuándo empezar el tratamiento?

Es aconsejable comenzar a partir de los 21 días desde la intervención. En ese momento, empieza la fase de remodelación o maduración de la cicatriz.

¿Si llevo tiempo con la cicatriz, tendrá beneficios el tratamiento?

Sí. Es característico de éstas, las adherencias que forman. Con un tratamiento temprano conseguimos evitarlas, pero si ha pasado cierto tiempo, se pueden llegar a “romper”. Si sientes dolor, presión o tensión en la zona, no dudes en ponerte en manos de un fisioterapeuta especializado.

¿Si me han dado radioterapia es aconsejable tratar la cicatriz?

Sí. La radiación normalmente provoca retracción en los tejidos de la zona. Los efectos secundarios de la cicatriz pueden verse agravados después de la radioterapia y viceversa. El paciente experimentará grandes beneficios gracias al tratamiento fisioterápico.

Por | 2017-12-04T18:13:07+00:00 octubre 23rd, 2016|Belleza, Radiofrecuencia Human Tecar, Tratamientos|Sin comentarios