Alimentos para mantenernos bien hidratados

Mantenerse bien hidratados con la llegada del verano es de vital importancia.  Será fundamental para prevenir golpes de calor y deshidrataciones. Por ello, es importante estar informado de las medidas que debemos llevar a cabo en estos días y saber como ponerlas en práctica.

¿Qué nos sucede cuando hace mucho calor?

En una persona bien hidratada, el agua es el principal componente de su organismo. Conformará entre el 50 y el 60% del peso corporal. El 70% se encuentra en el interior de las células y el 30% restante en el plasma sanguíneo y el espacio extracelular.

Al aumentar la temperatura ambiental, nuestro cuerpo para regularse recurre al mecanismo de la sudación. Dicho mecanismo es el encargado de mantener estable la temperatura interna consiguiendo adaptarnos mejor al ambiente externo.

Debido al incremento en la pérdida de agua y sales minerales a través del sudor, para mantenernos bien hidratados, es necesario que aumentemos el consumo de líquido recomendado. Éste es de 2L en invierno de media a 3L o 3,5L si se realiza ejercicio físico, en verano.

Lo aconsejable es beber de forma periódica y lenta a lo largo de todo el día para que el cuerpo lo asimile mejor. Hay que  hacer hincapié si se realiza actividad física, en ingerir líquido y reponer sales minerales antes y después del ejercicio.

Estar bien hidratados, ayudará al funcionamiento del cerebro. Favorecerá también la digestión de los alimentos y mejorará la capacidad de absorción de los nutrientes. Por el contrario, la deshidratación puede afectar a la capacidad cerebral y provocar problemas de memoria. Podrá también disminuir el rendimiento cardiaco perjudicando al sistema circulatorio. Por último, el correcto funcionamiento del músculo se verá afectado ya que , su composición es en un 70-75% agua.

Me cuesta mucho beber tanta agua, ¿qué puedo hacer?

Para reponer sales minerales, sobre todo si se ha sudado mucho, debemos incluir frutas de temporada en nuestra dieta. Éstas aportan mucho líquido y ayudan a  recuperar los minerales perdidos. En el caso de practicar deporte de forma muy intensa, se recomienda suplementar con agua enriquecida o bebidas isotónicas (cuidado con el azúcar).

Además, recomendamos incluir alimentos variados y cargados de líquidos, como el gazpacho, cremas frías, ensaladas de fruta y verdura, etc.

A continuación, os enumeramos algunos de los alimentos con más porcentaje de agua:

  • Pepino (96%)
  • Apio (96%)
  • Espinacas (96%)
  • Calabacín (95%)
  • Tomate (94%)
  • Sandia (93%)
  • Pomelo (90%)
  • Papaya (89%)
  • Naranja (88%)
  • Manzana (86%)
  • Kiwi (83%)

No sólo queremos hablar de la importancia de estar bien hidratado, también debemos ser conscientes de que un exceso en el consumo de agua no va a aportarnos más beneficios, si no todo lo contrario.  Beber mucha agua no desintoxica, en todo caso, beber demasiado puede afectar a la capacidad de los riñones para filtrar la sangre.

Demasiada agua puede causar una hiponatremia, es decir, un grave descenso de los niveles de sodio en sangre. Esto hará que pueda  peligrar la homeostasis del organismo.

Por | 2017-12-04T18:49:06+00:00 junio 30th, 2017|Alimentos, Hidratación, Nutrición|Sin comentarios