7 razones para nadar este verano

¡Todos a nadar!. La llegada del verano y la apertura de las piscinas marcan el inicio de la temporada de baño. Gracias a ello, tenemos más posibilidades de comenzar a nadar. Es un deporte que aporta grandes beneficios. Es bueno para la espaldano sobrecarga las articulacionesfortalece todos los grupos musculares y es apto para todo tipo de personas sin importar la edad. La condición física previa no es demasiado importante y se pueden conseguir grandes resultados sin enormes esfuerzos.

Dentro de la natación existen diferentes estilos. Los más conocidos son crol, espalda, braza y mariposa. Cada una de estas modalidades trabaja de forma diferente una parte del cuerpo u otra. Todas ellas en general, contribuyen a mejorar la condición física.

 

¿Cuáles son los beneficios que me aporta la natación?

  1. Nadar está considerado como un deporte  de resistencia. Con él,  vamos a mejorar nuestra capacidad aeróbica. Nadar es una actividad que nos obliga a movernos continuamente para mantenernos a flote. Por este motivo, lo que se realiza es ejercicio aeróbico constantemente. Esto será beneficioso para los sistemas cardiovasculares y respiratorios.
  2. Es una forma fácil y refrescante de quemar calorías.  Al nadar, el agua supone una resistencia constante al desplazamiento. Esto provoca que tengamos que hacer más esfuerzo para movernos por ella y por lo tanto, que quememos más calorías que con cualquier otra actividad.
  3. Gracias a la natación, podemos producir mejoras en la circulación y disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Al estar sumergidos en el agua, los cambios de temperatura provocan que nuestro sistema circulatorio haga una gimnasia vascular (vasoconstricciones y vasodilataciones).
  4. La natación también puede ser una forma eficaz de combatir la sensación de piernas pesadas. En el agua realizamos movimientos constantemente con las piernas. Esto obliga a los músculos a contraerse y a relajarse, lo que favorece la circulación de la sangre y el retorno venoso. Además, el frescor del agua, los contrastes entre calor y frio y la presión, van a ejercer una importante acción de drenaje.
  5. En el caso de los más pequeños, la natación va a ayudar a  mejorar tanto su coordinación como su propiocepción.. Aspectos ambos muy importantes en el desarrollo motor de los niños.
  6. Uno de los beneficios más conocidos de la natación es que nos ayuda a prevenir y conseguir mejoras en los problemas de espalda. La natación es mucho menos agresiva para la columna vertebral y para las articulaciones. Ocurre lo contrario con otros ejercicios con un alto impacto, como por ejemplo correr. Nadar hace fortalece la musculatura de la espalda, lo que nos hará estar más protegidos. Además, ayuda a desarrollar la flexibilidad del cuerpo en general.
  7. Por último, grandes beneficios para los más mayores.  Puede ayudar a retrasar el envejecimiento y su desarrollo. Colabora para mantener una buena condición física sin desgastar en exceso las articulaciones.

Precauciones.

Dicho esto, también es posible que la natación provoque dolores de espalda o cuello. Deberá ser siempre practicada  con conocimiento de las técnicas adecuadas y sin excederse en su entrenamiento.  Por otro lado, no hay que olvidar que el agua y las piscinas conllevan diferentes peligros, por lo que especialmente para los grupos de riesgo (niños y mayores de 65 años) las medidas de seguridad adoptadas deben ser las mejores. Conseguiremos así, disfrutar de la piscina sin ningún incidente.

Por | 2017-12-04T18:34:06+00:00 junio 21st, 2017|Natación|Sin comentarios